Las Fases de la Luna y la Agricultura
Los trabajos del campo tales como labrar, plantar, trasplantar, abonar, etc. suelen ser más efectivos si los realizamos en dejándonos guiar por las fases de la luna...
1/27/2009, A principios de este año pudimos observar una luna llena increíblemente bella, más grande de lo usual y sería la luna más grande del 2009. La Luna ejerce una influencia física sobre la Tierra, no sólo en las mareas del Océano, en el comportamiento de los seres humanos, sino también en el comportamiento de las plantas en el jardín y en la agricultura. Los cambios de las posiciones relativas de la Tierra, la Luna y el Sol producen las fases lunares.

 

 

En un año la luna hace trece recorridos en torno a la Tierra, es decir trece lunaciones. Cada lunación tiene una duración de 29 días aproximadamente y está dividida en cuatro etapas llamadas Fases o Cuartos de Luna. •

La primera fase la conocemos como Luna Nueva – Esta se reconoce por ser un tenue aro de luz en el cielo. Esta dura un día en el mes.

 • La segunda fase se conoce como Luna Creciente – Se conoce por que la luna parece una sonrisa. Dura aproximadamente 13 días cada mes.

• La tercera fase se conoce como Luna Menguante – La conocemos cuando se ve más de la mitad de la cara de la luna iluminada formando una C. Esta dura otros 13 días aproximadamente cada mes.

• La cuarta fase se conoce como Luna Llena – En esta fase la luna se ve completamente redonda. Puede durar entre 3 y 4 días.

Sembrar las plantas teniendo en cuenta las fases de la luna como lo hacían nuestros antepasados puede ayudar a que tengamos mejores resultados en nuestras siembras. Considerando estas fases las plantas pueden tener una buena germinación, vitalidad y mayor resistencia a las plagas. Debemos además, tener presentes la época de siembra, el tipo de suelo, la fertilización, la humedad, la luz solar y el espacio del que disponemos para preparar el lugar donde serán sembradas las plantas.

 A continuación veamos qué cosas podemos hacer de acuerdo a las fases de la luna:

• Luna Nueva – En esta fase podemos abonar y preparar el suelo. • Podar plantas y árboles enfermos • Trasplantar • Recortar las plantas para estimular su crecimiento • Hacer injertos • Aplicar fertilizantes líquidos • Eliminar malas hierbas • Quitar hojas marchitas • Control de plagas • No regar las plantas de interior

• Luna Creciente – Fase propicia para cultivar los terrenos arenosos. • Podar • Abonar y plantar cualquier planta de flores • Tiempo para las hojas verdes como el apio, col, coliflor, espinaca, hierbas • Cortar leña para el fuego.

• Luna Menguante – Es la mejor fase para realizar trasplantes • Sacar malas hierbas • Esparcir estiércol • Sembrar maíz • Sembrar lechuga • Sembrar zanahorias, batata, remolacha, yautía, ñame, yuca • Cortar madera • Hacer composta • Recolectar frutos como el mamey

• Luna Llena – En esta fase podemos fertilizar las plantas • Cosechar • Trasplantar las plantas de interior • Recolección de frutos • Usar biofertilizantes • Desyerbar • Sacar el estiércol de los corrales • Voltear la composta • Cortar caña • Sembrar plantas de frutos Los trabajos del campo tales como labrar, plantar, trasplantar, abonar, etc. suelen ser más efectivos si los realizamos en luna descendente.

Podemos cavar las zanjas en luna llena para que duren más tiempo sin desprenderse. El cuidado y arreglo de caminos es mejor realizarlos en luna menguante. La influencia de las fases de la Luna en la agricultura es un fenómeno indiscutible (poda de árboles, siembra y recolección de frutos), por eso nuestros antepasados se dejaban guiar por ella. ¿Podrémos nosotros seguir estos sabios consejos?